¿Nunca les paso estar con alguien muy hermoso?
Ver esa persona, escucharla hablar, seguir cada uno de sus fascinantes gestos, admirar su belleza…y mas tarde mirarse en el espejo y darse cuenta de que uno es horrible y que estuvo creyéndose bello simplemente porque estaba mirando a alguien lindo que resulto no ser uno.